Disfraces, una gran historia

El origen de los disfraces se remonta al origen de los tiempos, y según dice la inciclopedia:

Los disfraces son paquetes de información genética que al acoplarlo a tu yo permite que tu ADN mute de forma provisional (y ocasional) creando un nuevo ente.

Definición muy alegre, pero muy certera de lo que suponen los disfraces en nuestros tiempos.

 

El verdadero origen de los disfraces

 

Disfraces ancestralesRealmente los disfraces nacen durante las festividades del inicio de la primavera. En los tiempos en los que el ser humano empieza a asentarse en lugares fijos, y comienza el abandono de la vida nómada, también comienza la época de la agricultura y de la ganadería.

Es a finales del invierno y comienzo de la primavera cuando se prepara la tierra y se comienza a plantar para poder recoger la cosecha desde principios de verano hasta la nueva llegado del siguiente invierno.

Aunque actualmente celebramos el inicio del equinoccio de la primavera sobre el día 20 ó 21 de marzo, en tiempos ancestrales este comienzo lo celebraban a mitad de nuestro periodo invernal, es decir sobre comienzos de febrero, siendo para ellos el 20 o el 21 de marzo el momento álgido de la primavera.

 

La agricultura creación de los disfraces

 

Hay que tener en mente el momento de la historia, tiempos en los que el mayor miedo que tenían era perder la cosecha, esto implicaba tiempos de hambruna.

Los disfraces y su origenSu mayor enemigo son los insectos, las plagas de insectos arruinaban las cosechas, para ello debían celebrar ritos para ahuyentar los insectos y proteger las cosechas. Son estas celebraciones las que dan el origen real a los actuales carnavales.

Durante estas celebraciones las personas se transformaban en diferentes personajes, ataviados con pieles y elementos de diferentes animales, siendo este el origen de los disfraces, se convertían en seres que ahuyentaban las plagas de insectos.

Este es el verdadero origen de los disfraces y del carnaval, de los que todavía se conservan a lo largo de Europa algunas muestras de estos carnavales ancestrales.

 

Los disfraces se adaptan a los tiempos

 

Con el paso del tiempo el ser humano se va concentrando en ciertos lugares, creando grandes villas, estas agrupaciones van haciendo que se creen nuevos oficios y vayan disminuyendo las tareas agrícolas, las plagas no afectan tan directamente como en épocas anteriores.

Además llega la cristianización, donde la iglesia católica va absorbiendo las diferentes tradiciones locales y cambiando las fiestas paganas por celebraciones católicas.

Los ritos paganos se transforman en ritos católicos, los lugares de celebración pagana son transformados en ermitas o lugares de peregrinación, y así con cualquier reminiscencia pagana.

Todo cambia y los disfraces también, se van abandonando pieles y cuernos, y los disfraces se acercan más a ropas comunes.

Estos cambios hacen que la fiesta se transforme en mofa, lo que conlleva el comienzo de las imitaciones, el ser humano busca transformarse en lo que no es o en lo que le gustaría ser.

 

¿Qué es el disfraz?

 

Según la RAE:

Vestido de máscara que sirve para las fiestas y saraos, especialmente en carnaval.

Según Wikipedia:

Los disfraces son vestimentas u ornamentas diseñadas con el propósito de distraer o llamar la atención con fines artísticos, religiosos, promocionales o de otro género.

No esta muy claro el origen de la palabra Disfraz, aunque se supone que viene de /des/=borrar y /freza/=huella, es decir quitar la huella, borrar quién soy, dar pistas falsas, al fin y al cabo transformación. El rico se disfraza de pobre, y el pobre de rico.

Este es más o menos el origen de los disfraces, como han llegado a nuestros tiempos, y como se ha transformado hacia el carnaval, del cuál os hablaremos en otro artículo.

Deja un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse