El disfraz el mejor juego para los niños

Los niños disfrutan jugando y los adultos muchas veces pensamos que jugar es simplemente pasar el rato, pero el juego significa mucho más que entretenerse para los niños. Mediante el juego el niño es capaz de aprender muchas cosas, lo que para los adultos es entretenerse para los niños es aprender, descubrir, experimentar y crecer, entre otras tantas cosas de la vida.

Un juego para los niños: un disfraz

Un disfraz para que los niños jueguenCuando un niño juega está experimentando, utilizando sus 5 sentidos, y a su vez está integrando nuevos conocimientos, por lo que está aprendiendo. Un gran ejemplo de ello es el parque, el niño va al parque y correr, salta, se esconde, escala, y un sin fin de actividades con las que el niño mejora sus habilidades motrices, su equilibrio, descubre nuevos insectos y plantas, logra nuevos objetivos y siente la naturaleza y la temperatura.

Como venimos diciendo el mejor medio de aprendizaje de los niños es el juego y un buen juguete puede ser el disfraz. El disfraz puede ser un medio no solo de juego sino también de enseñanza muy fuerte a la hora de educar a los más pequeños, gracias a ello el niño puede aprender a expresarse y a ponerse en los pantalones de otra persona. Los niños pueden disfrazarse de diferentes personajes y haciéndose pasar por ellos puede expresar como se siente, creyendo que es ese personaje el que se siente así y no ellos mismo. Caperucita Roja para que jueguen como en los cuentosAdemás pueden jugar a ser otros, como médicos, bomberos, policías, etc. lo que les hace saber como son esos oficios: que hacen, que herramientas utilizan, como se comunican con los demás,… Este tipo de juego les suele gustar mucho, representar a esos oficios que ven a menudo en sus vidas les resulta fácil de imitar y les gusta meterse en el papel de ser un profesional. Por lo general les gusta ser médicos, peluqueros, policías o profesores, imitando lo que esas personas que conviven en su día a día les dicen y hacen. Son felices poniéndose una bata blanca por ejemplo, cogiendo un palo que simula ser un termómetro o con el que piden a un compañero que abra la boca para mirarle la garganta. Sueñan con ser policías poniéndose una caja de sombrero y un palo en la mano para señalizar algo, parar el tráfico con la mano en alto y luego volver a ceder en paso moviendo la mano por abajo.

Las representaciones infantiles

Todas estás representaciones de diferentes oficios dan a conocer como ven ellos a las personas que les rodean en el día a día, aunque no solo se imitan a profesionales, muchas veces les gusta jugar con la ropa y accesorios de sus padres, para poder ser ellos por unos minutos. Jugando a príncipes y princesas, diversión infantil.Muchas niñas disfrutan cogiendo los zapatos y maquillaje de sus madres para ser mama, coger un muñeco al que cuidar. En todo momento los niños están imitando a los adultos que participamos en sus vidas, dicen nuestras frases, hacen nuestros gestos, para ellos somos un modelo a seguir y por ello juegan a ser nosotros. Si nos paramos unos minutos a observarles nos daremos cuenta que cada que vez que juegan a representar a alguien de su entorno usan nuestra forma de ser.

¿Qué muestran los niños con un disfraz?

Por ello, el disfraz es muy útil a la hora de ver como nos ven los niños a los adultos que les rodean o como ven algunos de los oficios, muestran sus gustos y sus sentimientos. El disfraz les permite mostrar, abrirse e incluso socializarse. Pueden dejar de ser ellos con tan solo una prenda para comenzar a ser otras personas.

Además mientras cambian de persona sueñan e imaginan con ser aquello que les gustaría, aquello que ven en la realidad o películas. Mejoran su imaginación y su creatividad, aprendizajes valiosos en está primera etapa de la vida. El poder de imaginar y crear historias en base a sus sueños y sus personajes favoritos. La mayoría de las niñas sueñan con ser princesas algún día y encontrar a su príncipe azul, mientras que los niños disfrutan siendo superhéroes, pero cada vez más los niños descubren nuevas formas de imaginar siendo un príncipe o princesa, con esas pelucas de pelo largo, o niñas que se sienten superhéroes salvando a sus amigos.

Ayuda a que los niños jueguen

Los niños imitan aquello que ven, por lo que tenemos que ayudarles a soñar, dejarles crecer jugando, vestirse de mil formas y expresar lo que sienten. Que se sientan libres, que jueguen todo lo que quieran y que imaginen a ser lo que más les guste. El juego siempre será su mejor aprendizaje y el niño estará más contento.

Recuerda un disfraz puede ser el mejor regalo para un niño.

Deja un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse